Especial del Día de San Valentín

Posted on: febrero 6th, 2018 by Villa San Ignacio

El 14 de Febrero es el Día de San Valentín y una de las noches más populares en el Restaurante Pandora. Las parejas escogen celebrar esta fecha especial con nosotros porque el ambiente es ideal para el romance – diseño antiguo, luz de las velas, íntimo. Tenemos sustancia y estilo, ofreciendo una amplia selección de vinos, platillos artesanales y servicio personalizado. Si lo que busca en mostrar un verdadero sentido del romance, somos la mejor opción en la ciudad.

Nuestra oferta del Día de San Valentín 2018 es la más ventajosa de todas. Cena para 2 personas, por solo ¢14,000 ó $25 USD por persona, con impuesto de venta e impuesto de servicio incluido.

Menú Especial:

Entrada:
Crema de Ayote

Su escogencia de:
Tilapia con salsa de camarones sobre arroz, vegetales frescos hervidos
Pollo Picatta, con ensalada verde fresca

Postre:
Coconut Flan topped with strawberry

Nuestras opciones de menú regular también estarán disponibles.

Música de guitarra clásica en vivo por el reconocido músico Carlos Monge

Horario extendido de Happy Hour en todos los cocteles y vino de la casa, de 5:30 pm a 9:30 pm

Las reservaciones son necesarias para este día. Favor hacerlas llegar a:
Pandora@villasanignacio.com o al teléfono 2433 6316

Una historia breve sobre el Día de San Valentín

We celebrate Valentine’s Day on February 14, a day of love and chocolate, of romantic dinners, candy hearts and lacey cards. It’s one of the most popular days of the year to get engaged, and even children participate, exchanging paper valentines in the classroom, cooties be damned. But once you try to trace the holiday back to its murky roots, the traditions become darker, sexier, and like any good fairy tale, delightfully macabre.

Celebración Romana

Las raíces de esta celebración moderna tienen sus inicios en la Antigua Roma y las Fiestas de Lupercales, un rito de fertilidad celebrado cada año el 15 de Febrero. Esta ceremonia era conmemorada por los Lupercos (“hermanos del lobo”) e iniciaba con un sacrificio de cabras y perros, animales asociados con fuertes instintos sexuales. Dos muchachos jóvenes eran llevados a un altar, en donde sus frentes eran tocadas con un cuchillo cubierto de sangre, y el cuchillo era limpiado con un pedazo de lana con leche. Los jóvenes debían reírse de este cómico acto. Un festín seguía después de este evento, con grandes cantidades de vino. Luego de la cena, los Lupercos cortaban hebras de las pieles de los animales, algunos para vestirse y otras para usarlas como látigos. Los Lupercos luego corrían semi-desnudos por las calles de la ciudad, persiguiendo y azotando a todo aquel que se apareciera, especialmente a mujeres. Las mujeres corrían y participaban de la actividad, con la creencia que el ritual y la fiesta iba a promover la fertilidad y la facilidad de tener hijos.

La obra Julio César de Shakespeare inicia en las Fiestas de Lupercales. Marco Antonio lleva instrucciones del César para latiguear a su esposa Calpurnia, con el fin de que ella pueda concebir.

Una confusión de santos

En el tercer siglo A.C., dos Cristianos llamados Valentín fueron ejecutados por el Emperador Romano Claudio II, ambos un 14 de Febrero, de diferentes años. La Iglesia Católica honró su martirio con el Día de San Valentín, sin embargo poco tenía que ver con romance. En el siglo V, el Papa Gelasio I abolió las Fiestas de Lupercales, reemplazando ese festival pagano antiguo con esta nueva fiesta cristiana. El vino y el jolgorio persistieron.

En esa misma época, en otras partes de Europa se celebraba el Día de Galatín. Galatín significa “amante de las mujeres.”

Para las Aves

No fue sino hasta el sigo XIV que el Día de San Valentín se volvió inextricablemente asociado con el amor, gracias al poeta medieval Geoffrey Chaucer.

En 1381, Chaucer escribió un poema conmemorando el compromiso de Ricardo II y Ana de Bohemia. En el “Parlamento de las Aves,” el compromiso real, la época de apareamiento de las aves, y el Día de San Valentín están unidos:

Pues esto ocurría el Día de San Valentín,
cuando todas las aves acuden allí a elegir pareja,

Shakespeare cumple su parte con líneas de Hamlet, en donde alude a la superstición de que si dos personas se conocen el Día de San Valentín, estas personas se casarían:

Mañana que es día de San Valentín,
todo en la mañana estará dispuesto,
y yo seré la doncella que irá a tu ventana,
para ser toda tuya, Valentín.

Cualquiera que sea su tradición y celebración, les deseamos a usted y a su pareja en el Día De San Valentín una noche llena de amor.